Coches clásicos ochenteros para invertir.

¿Qué mejor que disfrutar de una afición sin que cueste dinero, o incluso pudiendo ganar algo?

Voy a dar un breve repaso a mi lista personal de algunos coches de los ochenta que creo que merece la pena tener. El que pueda, claro.

Quien tenga otras opiniones, como siempre podrá exponerlas abajo.

Lancia Delta Integrale Evo 2 - 500

LANCIA DELTA INTEGRALE

Un coche que necesita poca presentación: rapidísimo en carreteras viradas, dominador del mundial de rallyes durante años, bonito, y eterno protagonista de los sueños deportivos de muchos.

Se produjo entre 1987 y 1994 en varias versiones: 8 válvulas (185 CV), 16V (200 CV), Evolution (210 CV) y Evolution 2 (215 CV). Todas las versiones Integrale tienen tracción a las cuatro ruedas.

No fue producido en grandes series, sobrepasando por poco las 44.000 unidades. Con la categoría de mito a sus espaldas, estando en la mente de todos los que vivimos aquella época, habiéndose dejado de producir hace más de veinte años, y con no demasiadas unidades fabricadas, no creo que su precio vaya a hacer otra cosa que seguir subiendo.

En el lado malo, tiene el inconveniente de una fiabilidad que deja bastante que desear, acrecentada porque muchos han sido preparados o han participado en competiciones. Además los recambios son escasos. No es un coche para usar mucho.

Por otra parte es un coche que ya es de coleccionista, por lo que ni son baratos ni creo que vayan a tener grandes subidas de precio, pero sí una ligera revalorización constante.

Dar un precio es siempre complicado, pero por hacernos una idea rápida en España están entre 8.000 y 12.000 euros en el caso de los Integrale 8V, y de 12.000 a 40.000 para los 16V. Los precios de los utilizados para competir son muy variables, pudiendo encontrar modelos muy zurrados por 6.000 euros, o precios disparatados para alguna unidad con un valor histórico especial. En otros países de Europa los precios pueden ser ligeramente más bajos.

VOLKSWAGEN GOLF GTI I y II

VW Golf GTI I - 1 - 500
Su historia la hemos visto aquí, por lo que no es necesario repetir qué tiene de especial.

La primera serie es un coche poco común en España, y los precios que se piden por modelos en buen estado oscilan entre 5.000 y 8.000 euros. Si nos vamos a buscarlo a otros países, la oferta es más amplia y los precios se mueven entre 4.000 y 15.000 euros.

La serie II a día de hoy tiene escaso valor como coche de colección, y precisamente por eso es por lo que se puede revalorizar más. Nunca tendrán el atractivo de haber sido los primeros, pero pudiendo escoger entre montones de GTI’s por entre 1.000 y 2.000 euros tampoco creo que vayan a bajar más. Además es un coche para el que existen infinidad de recambios a buen precio y opciones para adecentar el que se pueda comprar y comenzar a darle un cierto atractivo y a recuperarle de los años de malos tratos que posiblemente lleve encima.

Mi recomendación en este caso sería un 16V, que es un coche fiable y que se puede disfrutar en tandas mientras esperamos que se revalorice. Y si no lo hace mucho, al menos habrá pagado con diversión.

Una opción menos recomendable es el G60, cuyo compresor es algo delicado y caro de reparar. El VR6 es más fiable, pero también es mucho más complejo mecánicamente.

BMW M3 E30

BMW M3 E30 - 1 - 500

De las múltiples versiones del M3 las que son ya un clásico y nos interesan son las primeras, las E30.

Su primera versión se presentó en 1986 y contaba con una cilindrada de 2.3 litros y 200 CV en su versión sin catalizador. Existen también versiones Evolution realizadas en cortas series, del entorno de 500 unidades, para homologar vehículos de competición en el grupo A de rallyes y para campeonatos de coches derivados de serie. Hay otras series especiales fabricadas en números aún menores, y también hubo una versión cabrio. Versiones posteriores elevaron la cilindrada a 2.5 litros y la potencia a 238 CV.

Tuvo un cierto éxito en competición, incluyendo el Campeonato Alemán de Turismos o el Campeonato de España de Rallyes.

Se fabricaron 18.000 unidades entre 1986 y 1991, lo que garantiza un nivel de exclusividad.

Resultó un coche fiable para ser un deportivo puro, pero no hay que olvidar que en su época la relación potencia/cilindrada para su configuración de motor era de las más altas, por lo que no es un coche eterno. También pueden encontrarse modelos utilizados en competición, con su lógico mayor desgaste.

No creo que el M3 E30 vaya a tener ya grandes revalorizaciones, porque ya es caro y un clásico reconocido, pero sí pienso que su precio seguirá subiendo poco a poco y que es un coche que será fácil de vender en caso necesario.

En cuanto a precios, en España se mueven entre 20.000 y 30.000 euros, siendo posible encontrar modelos de competición desde 10.000 euros. Por Europa podemos encontrarlos de serie entre 10.000 y 50.000 euros.

Si se quiere apostar por la posibilidad de una mayor subida de precio es preferible la siguiente serie, la E36, aunque creo que por su menor deportividad, estética más próxima al resto de modelos, y por no ser el primero, siempre valdrá más un E30 que un E36, por lo que no será válida la comparación de que un E36 costará en breve lo que un E30 ahora.

En cualquier caso, se pueden encontrar M3 E36 desde 5.000 a 6.000 euros, y por ese precio más el inevitable repaso (ojo con esto, que en este coche puede ser caro) se puede disfrutar de un coche rapidísimo. Es especialmente interesante si se piensa utilizar en circuitos rápidos, y menos aconsejable para circuitos lentos.

FORD SIERRA COSWORTH

Ford Sierra RS Cosworth - 1 - 500
Nació de la colaboración de Ford y Cosworth, lo que le da un cierto nombre.

Simplificando, tenemos tres posibles versiones base:

– El primero fue el dos ruedas motrices tres puertas, que es el del alerón enorme. Se comenzó a vender en 1986 y se fabricaron unas 5.500 unidades.
– Dos ruedas motrices en carrocería de cinco puertas (Sapphire). Fabricadas 13.000 unidades entre 1988 y 1989.
– 4×4, siempre en carrocería de berlina familiar cinco puertas, del que se fabricaron algo más de 12.000 unidades entre 1990 y 1992.

Todos tienen un motor tetracilíndrico turbo 16V, con 204 CV en las versiones de dos ruedas motrices y 220 en el de tracción integral. No se libran del característico retraso en la entrega de potencia de los turbos de la época.

Del primero se realizó una serie RS500, de 500 unidades, destinada a competición.

El dos ruedas motrices es complicado de conducir en curvas al ser muy sobrevirador, cosa que a algunos les encanta y a otros les pone en serios aprietos. A los primeros este coche les asegura diversión por un precio relativamente bajo. No hay muchos clásicos tan potentes y con buen comportamiento por este precio. En cambio, el 4×4 era un coche mucho más efectivo y fácil de llevar.

Ford Sierra RS Cosworth 4x4 - 1 - 500

Estéticamente están un poco penalizados respecto a otros clásicos. El tres puertas no gustaba a muchos por considerarlo un poco hortera, y el cinco puertas por demasiado soso y casi idéntico al resto de la gama Sierra.

En general son coches que si se tocan poco son más o menos fiables, pero hay que tener especial cuidado con los que hayan sido muy preparados, ya que, por ejemplo, no era difícil lograr potencias de 300 CV. Actualmente hay cierta dificultad en encontrar algunos repuestos.

También tiene su caché proveniente de la competición, habiendo participado en rallyes (grupo A) y campeonatos de turismos. Como curiosidad, Carlos Sainz comenzó su andadura en el mundial con un dos ruedas motrices, haciendo buenos papeles en rallyes de asfalto. Este modelo fue campeón de los campeonatos nacionales de España y Gran Bretaña.

Es posible encontrarlos desde 5.000 hasta 25.000 euros. Para el que le tiente la potencia bruta, modelos de competición con 300-350 CV se pueden adquirir por entre 10.000 y 15.000 euros.

MERCEDES 190E 2.3 y 2.5 16v

Mercedes 190E 16 - 1 - 500
Este coche fue el rival más directo del M3, aunque no tuvo tanto éxito deportivo. Hasta hace poco ha sido un coche poco valorado, y ahora está empezando a entrar en su mejor momento.

Su imagen está muy perjudicada por la cantidad de Mercedes de esa época que han sido utilizados por, digamos personas marginales, y por un alerón que a día de hoy parece un poco hortera.

No obstante se está empezando a apreciar en lo que vale: es un coche rápido (185 a 235 CV, según versión), estable, fiable (pero ojo con la suspensión), y que no requiere ser un piloto consumado para sacarle partido. Y es un Mercedes, algo que siempre otorga una cierta categoría.

A lo hora de invertir el M3 E30 es un valor seguro y el Mercedes la apuesta por la revalorización. A día de hoy se pueden encontrar desde 5.000 euros hasta 10.000. Si se encuentra uno en buen estado y todavía a buen precio es una compra muy aconsejable.

FERRARI 328 y 348

Ferrari 328 - 1 -500
Ferrari son palabras mayores casi para cualquiera. No son sólo coches deportivos, son obras de arte sobre ruedas.

Excepto algún modelo que no cuajó, como el Mondial, prácticamente cualquier Ferrari de la historia se va a poder vender sin problemas, sea en España o en otro país. El mundo está lleno de coleccionistas que los buscan, y seguirá siendo así mientras a algún genio del marketing no se le ocurra “poner en valor” a la marca (léase empezar a vender Ferraris baratos como churros para hacer caja a corto plazo y de paso cargarse el mito para siempre, algo que ya intentó Porsche con el 924).

Eso sí, hay que saber en lo que se mete uno: son caros, complicados, envejecen mal,  los recambios son caros, y la fiabilidad no está entre sus logros.

De entre ellos, podemos escoger dos relativamente asequibles: el 328 y el 348.

El 328 es a mi juicio uno de los más bonitos de la historia de Ferrari. Se produjeron 7.400 entre 1985 y 1989.

Con un motor V8 y 270 CV, es más que suficiente para disfrutar de él en las raras ocasiones en las que ose abandonar el garaje.

En cuanto al 348, sustituyó al 328 en 1989, utilizando un motor que era una evolución del de éste. Se produjo en versiones con potencias entre 300 y 320 CV, y en números poco superiores a los de su antecesor.

Ferrari 348 - 1 -500
Es un coche criticado por algunos y defendido por otros, pero parece que el tiempo hace que sus puntos buenos superen a los malos comentarios.

Ambos tienen la ventaja de que todavía no se han revalorizado mucho, estando entre los Ferrari más baratos que se pueden comprar. Por ello creo que su precio subirá en el futuro, especialmente el del 348.

Sus precios en España se mueven entre 30.000 y 50.000 euros. En este caso los 328 en Europa son más caros, ya que está entrando en la categoría de clásico.

PORSCHE 944

Porsche 944 Turbo - 1 - 500
Este sí es un coche que se puede usar a diario, tanto por su fiabilidad, especialmente las versiones sin turbo, como por su mayor simplicidad mecánica y la facilidad para encontrar recambios.

Se fabricó en diversas versiones, con cilindradas entre 2.5 y 3 litros, motores tetracilíndricos atmosféricos o turbo, y potencias entre 150 y 250 CV en sus modelos más habituales, llegando hasta 290 CV en la versión Turbo Cup. Para disfrutar de su conducción es recomendable buscar al menos los 190 CV de la versión S, ya que es un coche pesado comparado con los de su época (entre 1.180 y 1.390 kg).  Además, es estable.

Durante un tiempo arrastró la mala fama de su antecesor, el 924 que Porche desarrolló para Audi/Volkswagen y terminó quedándose para ella. Y eran muchos los que decían que el 944 no era un auténtico Porsche. Claro, que esto último también se decía del 928, y en general de todo lo que no fuera un 911, que era lo único aceptado por los puristas. Una vez superadas esas ideas, y que estos puristas habiendo tenido que tragar con modelos como el Cayenne y con motores diesel están curados de espantos, ahora se aprecia más al 944, lo que influye en su revalorización futura.

Se fabricaron unas 170.000 unidades de todas las versiones. Eso y su escasa sofisticación nos da una idea de que nunca será un clásico con un alto precio, pero sí creo que éste irá subiendo con los años.

Los precios en España parten de 3.000 euros para los modelos 2.5 atmosféricos ocho válvulas, y entre 8.000 y 15.000 para los turbo o los modelos de cilindradas superiores. En Europa son un poco más baratos. Si no se tienen grandes pretensiones deportivas creo que actualmente un 944 2.5 atmosférico 8V (163 CV) es una excelente compra.

Otra opción sin salir de la marca podría ser un 928. Es un gran representante de la filosofía Gran Turismo y se puede encontrar a muy buen precio. Pero es un coche mecánicamente complejo, caro de reparar, y ya puestos a aceptar eso, pues no tiene el caché de otros, por lo que personalmente creo que hay opciones más recomendables.

BMW 850i

BMW 850 - 1 - 500

Otro magnífico Gran Turismo, como el Porsche 928: coches deportivos pero amplios, relativamente cómodos, rapidísimos, con los que los largos viajes eran un placer. En su contra está que no es un deportivo puro, por lo que su gran tamaño, altísimo peso, y unas suspensiones no demasiado duras le pasan factura en tramos de curvas cerradas. Su terreno son las autopistas o las carreteras de curvas amplias.

A día de hoy creo que el 850 i, que es el único de la serie 8 (E31) cuya fabricación comenzó en los años ochenta, tiene casi todo lo necesario para convertirse en un futuro clásico bien valorado: cuenta con un motor de doce cilindros, que siempre se ha considerado el culmen de la sofisticación en el campo del automóvil y han equipado muy pocos coches (aunque alguna rarísima excepción hay con un número mayor de cilindros), es rápido, con una estética espectacular, no se fabricó un gran número (4.700 del 850i, 30.600 de todos los modelos de la serie E31 entre 1989 y 1999), en su día era avanzado tecnológicamente, y es de una marca que sin ser mítica, sí es de las mejor valoradas. Le faltaría contar con un palmarés deportivo o alguna importancia histórica especial para poder ser un modelo mítico.

No lo será nunca, pero teniendo en cuenta que su precio actual oscila desde  los 6.000 euros por los más baratos hasta los 10.000 a 12.000 que puede costar un modelo bien cuidado y al que su dueño haya ido solucionando las pegas típicas, creo que es una buena inversión.

En su contra tiene que el completo equipamiento con el que contaba en su época se convierte ahora, tras muchos años de uso, en una fuente de problemas. De nuevo lo mismo que le pasa al Porsche 928. Además el sistema eléctrico de las primeras series dio más problemas de lo debido. Y con doce cilindros, es un coche caro de mantener: gasta mucho, y es complicado y caro de reparar.

Si se tiene claro lo anterior y se está dispuesto a rebuscar entre las unidades a la venta, así como a trabajar un poco en el coche, o a pagar el debido mantenimiento a un taller, creo que es una buena compra.

Si no se ve claro, una opción alternativa es el 840 Ci, que se comenzó a fabricar en la siguiente década. Su motor V8 de 4.000 cc y 286 CV no tendrá nunca el especial atractivo de un V12, pero a cambio es más fiable y no es tan caro de mantener. Y por ello se cotiza incluso más alto en el mercado de segunda mano.

Y las otras alternativas, mucho más caras y también de los noventa, son el 850 Ci (V12, 5.400 cc y 326 CV) o el 850 CSi (V12, 5.600 cc y 386 CV).

Actualización agosto 2015: recomiendo leer ¿burbuja de clásicos?

Otros artículos relacionados:

11 comentarios sobre “Coches clásicos ochenteros para invertir.”

  1. Gracias por tu comentario.

    A mí me parece que las distintas versiones del R5 (Copa Turbo, GT Turbo) ya se cotizan caras y no creo que un coche tan popular suba mucho más de precio. Pero quién sabe.

    Desde luego que es un coche al menos para conservar el que lo tenga.

  2. Muy buena selección, interestante. Que opinas del Maserati Biturbo Si black… Creo recordar que solo sacaron 105 ejemplares, lo hacian solo en negro y llevaba un 2.5 con doble turbo, 250 cv en un V6.
    Siempre me pareció un sueño de coche pues tuve la suerte de montarme en el (lo tenia la buen alma de mi abuelo). ¿Sabrías decirme cual sería un buen precio para este coche a día de hoy y se es uno de los destinados a subir de precio?
    Muchas gracias y enhorabuena de nuevo por el articulo.

  3. Davide:

    Ese coche me encantaba en los ochenta: era elegante y rápido. Con el tiempo me decepcionó por la mala fama de los Biturbo, que fueron fabricados en la peor época de Maserati. Son coches que necesitan un mantenimiento constante, y aún así dan guerra y envejecen mal.

    Sinceramente, no conozco el mundillo de Maserati lo suficiente como para darte una opinión fiable sobre precios y posibilidades de revalorización, pero creo que dentro de los Biturbo la versión que has escogido es buena por ser más exclusiva que otras, más potente, y con la ventaja de que al no ser de las primeras series será algo más fiable. Aunque las cifras de potencia y unidades producidas que he encontrado difieren un poco de las tuyas.

    Me parece que si buscas un futuro clásico hay mejores opciones que éste. Ahora bien, si de verdad te gusta ese modelo, entiendes de mecánica, y estás dispuesto a aceptar una dedicación extra, pues cómpratelo, que seguro que lo vas a disfrutar, y más en tu caso, que es un coche que te trae recuerdos, y eso vale mucho.

  4. Os dejamos este link de nuestro último post por si alguno de vosotros está pensando en invertir en coches clásicos.
    -Enlace publicitario eliminado-

  5. El mercado espanol de los coches clasicos es muy limitado todavia, por lo que la mayor parte de los modelos se compran y venden fuera de nuestras fronteras.  

    1. Los precios van cambiando, lógicamente, y este artículo es de hace algo más de año y medio.
      El que ahora sean mucho más altos indica varias cosas: que efectivamente había, cuando lo escribí, una buena oportunidad de inversión, que los modelos de este artículo fueron bien escogidos, y en la parte negativa que en alguno de ellos existe un cierto peligro de burbuja, también comentado en otro artículo de este blog.
      Resumiendo: el que siguiera los consejos que puse ha conseguido un muy buen beneficio económico, además de disfrutar de un buen coche.

      1. Totalmente de acuerdo, hace 3 años tenía una lista de 348 disponibles alrededor de 30.000, ahora es complicado encontrar lo mismo por menos de 55.000, en mi opinión se pasó el momento y perdí mi oportunidad 🙁

  6. El Renault Fuego y el Seat sport Bocanegra. Yo los tengo no hacen más que darme satisfacciones. Son llamativos, la gente gira la cabeza al verlos, duros rocas y no hacen nada más que subir por estar muy limitado su número.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *