Honda CBR 600 F

Una moto que hacía todo bien. Capaz tanto para el uso diario como para ser la deportiva más rápida. Además era la más fiable y podía usarse durante años y años.

Honda CBR 600 F - 2 - 400

Kawasaki reinaba cómodamente en esta categoría con su GPZ 600 desde 1985 hasta que llegó la CBR 600 en 1987.

La CBR no supuso ninguna revolución ni presentó ninguna novedad especial, más allá de un carenado totalmente cerrado, al que Honda llamaba Aero, y que personalmente me parece que no fue ningún acierto, ni estético, cosa siempre opinable, ni funcional por lo caro que era reparar cualquier caída y lo fácil que era sufrir desajustes entre las distintas piezas que lo formaban. Y ni siquiera fue una ocurrencia de Honda, que seguía la idea de Massimo Tamburini con la Ducati Paso del año anterior. Honda se apresuró a darle un nombre propio después de copiar el concepto, siguiendo la tradición japonesa de la época.

Cuestiones estéticas aparte, la CBR 600 es una moto que hacía todo bien. Era ligera, rápida, estable, manejable, frenaba bien, era relativamente cómoda, fácil de llevar y muy fiable. Apta tanto para ser usada a diario durante miles y miles de kilómetros, con el único inconveniente de que su motor tenía muy pocos bajos (hasta unas 6000 rpm no empezaba a entregar potencia en serio, con un buen tirón para su cilindrada), como de ser la más rápida en circuito y en carreras de motos derivadas de serie.

Con tantas virtudes, enseguida se convirtió en la más vendida de su categoría.

Tenía un motor tetracilíndrico en línea refrigerado por agua y 16 válvulas, lo cual en ese momento ya era una configuración estándar. Declaraba una potencia de 85 CV, diez más que su rival, la GPZ 600, y un peso de 185 kg en seco, diez menos que la GPZ. Contaba ya con llantas de 17” en ambas ruedas, aunque en unas todavía estrechas medidas de 110 y 130 mm. Su velocidad máxima rondaba los 225 km/h, con los que era la 600 más rápida del momento.

Su primera rival seria fue la Yamaha FZR 600, que llegó en 1989. También fue una buena deportiva, aunque ni era tan apta para un uso diario ni resultó tan extraordinariamente fiable. Y no es que la FZR tuviera problemas de fiabilidad, es que la CBR parecía irrompible. A día de hoy, la FZR además tiene el inconveniente de que las medidas de sus neumáticos limitan las opciones disponibles. En cuanto a Kawasaki, derivó hacia un cliente más turístico con sus rápidas ZZR, mientras que Suzuki no tuvo en los ochenta una 600 verdaderamente deportiva.

En 1991 llegó la versión F2. Con una potencia de 100 CV, sin aumentar significativamente el peso, y ya con unos neumáticos “modernos” de 120R17 y 160R17, todavía es una moto válida para circuito si no se tienen grandes aspiraciones.

25 años después y con incontables kilómetros a sus espaldas, eso dice mucho de la CBR.

Honda CBR 600 F - 1 - 500

Un comentario sobre “Honda CBR 600 F”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *