Honda RC 30

Se dice que la Honda RC 30 fue un empeño personal de Soichiro Honda, que quería mostrar al mundo de lo que era capaz su empresa si no tuviera que atenerse a limitaciones de precio o estética. Viendo el resultado a algunos hasta les parecía barata para lo que ofrecía. Y no lo era precisamente.

Honda RC 30 - 3 - 500

Llegó a mercado en 1988 con el nombre oficial era Honda VFR 750R, aunque casi nadie la recuerda por él.

Veremos en otro artículo que desde 1977 Yamaha estaba probando alternativas diferentes de motores a sus habituales tetracilíndricos en línea, que en su caso fueron cinco, seis y siete válvulas por cilindro … y un V4. Curiosamente desde ese año andaba Honda liada buscando también nuevos caminos, que en su caso fueron los cilindros ovales con ocho válvulas … y otro V4.

Yamaha descartó el V4 por cuestiones de precio y se centró en la filosofía Genesis. Vista por primera vez en la FZ 750, marcó el camino a seguir por toda una generación de motos.

Honda desarrolló los dos conceptos en los que trabajaba. Con los cilindros ovales y ocho válvulas se empeñó en hacer una 500 cc competitiva frente a las dos tiempos del mundial, la NR 500 de 1979 a la que algunos apodaron “Never Ready”. Como ni ganó nunca ni tuvo la más mínima posibilidad de hacerlo, en 1982 Honda finalmente dio su brazo a torcer y participó con la NS 500 de dos tiempos que Freddie Spencer haría campeona en 1983. Es conocido que Soichiro Honda era un enemigo declarado de los motores dos tiempos, por lo que es posible que esa fracasada aventura tuviera más justificación emocional que racional.

La disposición V4 tuvo más éxito, aunque éste tardó en llegar. También fue aplicado en la citada NR 500, mientras que la primera moto de calle en la que se utilizó fue la VF 750 S de 1982, seguida por la VF 750 F que ya conocimos en España.

Una plaga de problemas por falta de fiabilidad dejó el prestigio de Honda por los suelos, así que se esforzaron especialmente en los siguientes modelos.

En 1987 presentaron la VFR 750. Ahora sí consiguieron una excelente sport-turismo, que con muchas modificaciones ha llegado hasta hoy.

Y al año siguiente culminó el trabajo con la RC 30, una monoplaza réplica de competición producida en pequeñas cantidades. Tenía un motor V4 con 112 CV, su peso era de 185 kg, el chasis de aluminio, la distribución mandada por engranajes, las bielas de titanio, sus suspensiones eran totalmente regulables, los radiadores curvos, el cambio de relación cerrada (130 km/h en primera), el basculante monobrazo, etc.

Honda RC 30 - 2 - 500

Era una moto de tamaño más pequeño que sus competidoras, con un comportamiento alabado por ser ágil y estable, y un motor que siendo potente tenía a la vez fama de dosificable, fácil de llevar y fiable. Con una velocidad máxima de 250 km/h no era la moto más rápida en línea recta, pero sí la mejor para conducción deportiva.

Quizá, actualmente su único inconveniente es su llanta trasera de 18 pulgadas y la limitada gama de neumáticos disponible para ella. Hay quien la sustituye por otra de 17”.

Su rival más próxima en concepto fue la Ducati 851, presentada el mismo año que la RC 30. Este fue el primer modelo de la actual saga Ducati basada en el motor Desmoquattro. Aunque era capaz de plantar cara a la Honda, sobre todo por comportamiento, su motor estaba un paso por detrás Y la fiabilidad de Ducati entonces posiblemente estaba a más de un paso por detrás.

Con la RC 30 ganó Fred Merkel el campeonato del mundo de Superbikes, en aquel tiempo limitado a 750 cc. Con este modelo se ganaron también varias ediciones del TT de la Isla de Man, donde eran legión, las 8 horas de Suzuka, y varios campeonatos nacionales.

Fue sustituida por la RC 45 en 1994, también un V4 producido en cortas series y orientado a competición.

Una joya, entonces y ahora.

Honda RC 30 - 5 - 500

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *