Kawasaki ZXR 750

En 1985 Kawasaki tenía en el mercado a dos de las mejores motos deportivas: la GPZ 900 entre las grandes, y la 600 en la categoría de 500 a 600 cc (entonces no todas las motos de esta categoría se ceñían a los 600 cc que se estandarizaron al final de la década de los ochenta). Además de estables y bonitas, las dos eran las más rápidas de su categoría y hacían cierto el eslogan que enorgullecía a su fabricante: “Kawasaki cría los caballos más rápidos”.

No obstante, en la clase de 750 deportivas se había quedado atrás. Hubo que esperar hasta 1989, año en el que llegó al mercado la ZXR, para que Kawasaki tuviera una moto capaz de competir con las mejores.

Volviendo a 1985, en ese año llegó la Suzuki GSX R750 a las tiendas para quedarse con el título de mejor deportiva radical, mientras que para la nueva FZ 750 fue el de ser la más rápida de la categoría.

Cuatro años después comenzó a venderse la ZXR, que había sido presentada, como era habitual, a finales del año anterior.

Hasta entonces Kawasaki había ido tirando con la GPZ 750 y la GPX 750, dos modelos que no estaban ya a la altura de la competencia.

La GPZ 750R de 1986 era una GPZ 900 reducida, cosa que no suele funcionar bien. Como era de esperar, resultó demasiado pesada, y aunque tenía un motor con buena respuesta en bajos le faltaba potencia. Su sucesora, la GPX 750, se iba acercando, pero seguía siendo demasiado pesada y tampoco era la mejor en nada: ni en potencia, ni en prestaciones, ni en comportamiento. Ambas pasaron bastante desapercibidas.

Tras comprobar con ambas que si no quería quedarse fuera de juego tenía que empezar de cero, Kawasaki decidió ponerse al día y atacar seriamente en un mercado que se iba a ver impulsado por el nuevo campeonato mundial de Superbikes. Como inicialmente tenía un límite de 750 cc para las motos tetracilíndricas, era de esperar que aumentara el prestigio y las ventas de esa categoría. Y así fue.

Para ello armó a su ZXR con lo último del momento: chasis de aluminio, llantas de 17 pulgadas, neumáticos anchos (120 y 170 mm), y conductos de admisión de aire desde el frontal del carenado. Por supuesto, también contaba con lo ya habitual en todas las demás: refrigeración líquida, 16 válvulas y mono amortiguador progresivo.

Era una moto típica de los ochenta: larga, baja y pesada. Su distancia entre ejes de 1.455 mm la hacía más larga que la GSX R750 del mismo año, y su peso de 205 kg en seco era también claramente superior. Y eso que la Suzuki había engordado hasta 195 kg desde los 180 que pesaba la de 1985.

La ZXR resultó una moto muy estable pero con una amortiguación posterior demasiado dura para la carretera, que funcionaba mejor en circuito o en asfaltos lisos. En zonas lentas no era tan ágil como la GSX R.

Su motor anunciaba una potencia de 105 CV y contaba con una buena respuesta en bajos y medios. Sin ser el mejor de la categoría, sí conseguía llevar la moto hasta unos buenos 240 km/h.

Fue conocida en España como “La Telefónica” porque los colores del modelo verde, el más vendido con diferencia, coincidían con los de Telefónica de España.

Los primeros cambios de importancia se produjeron en la versión de 1991. Un motor de carrera corta (71×47’3 mm, frente a los 68×51’ 5 anteriores), 10 kg menos, una horquilla invertida y 35 mm menos de distancia entre ejes hicieron de ella una moto “redonda” . Para algunos fue la primera ZXR realmente buena, aunque también se decía lo mismo de la GSX R de ese año respecto a las anteriores. En buena lógica, los nuevos modelos van mejorando a los anteriores.

Kawasaki ZXR750R - 1 - 500

En 1991 se desarrolló una versión enfocada a la competición, la ZXR 750R, con la que facilitar la homologación de una moto competitiva para el campeonato de Superbikes. Con unos nuevos carburadores, motor más potente (120 CV), cambio de relación cerrada, y 5 kg menos que arrastrar, fue una buena base para la que logró ganar el mundial en 1993.

Continuó en el mercado y siendo evolucionada. Pero eso ya es otra historia, que ya nos estamos alejando de los ochenta.

2 comentarios sobre “Kawasaki ZXR 750”

  1. Buen artículo como de costumbre, realmente hay una diferencia abismal entre una ZXR del 89 a una del 91. Solo un detalle, la GSXR realmente lograda fue el modelo del 90, ya con horquilla invertida y peso aún contenido, el modelo del 91 cambio principalmente la estética y comenzó la tendencia de incrementar el peso.

    1. Personalmente puedo decir que si hay una gran diferencia, pero a favor de la ’89 y aún más a favor de la ’90 de 112 cv, ya que la ’91 estaba autolimitada a 99 cv. A pesar de su horquilla invertida, la normal de las 89/90 trabajaba mejor y el amortiguador trasero en la ’91 aún era más duro e incómodo que en las anteriores, a nivel de llantas y frenos eran iguales. Tan sólo unas cotas más pequeñas y creo recordar algo de peso inferior eran las mejoras de la ´91, que pasó sin pena ni gloria por el mercado hasta que kawasaki decidió darle los cv perdidos en 1993. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *