Motos clásicas ochenteras para invertir

Al igual que en el caso del artículo sobre coches ochenteros para invertir, vamos a ver las posibilidades de disfrutar de nuestra afición incluyendo la posibilidad de ganar algo de dinero.

Kawasaki GPZ 900 - 1 - 600

Comenzaremos con los valores seguros, las que ya son motos de coleccionista, y finalmente daremos un repaso a las que todavía están baratas y tienen claras posibilidades de revalorizarse.


La historia de muchas de ellas está ya en esta página, por lo que para abreviar este artículo incluiré el enlace sin comentarla demasiado.

EL INICIO DE LA DÉCADA

Aquí hay dos protagonistas claras, la Ducati 900 SS y la Moto Guzzi Le Mans 850.

Ambas tienen sus seguidores y ambas son buenas motos. Pero las carteras de los seguidores de las Ducatis parecen abultar del orden del doble que las de los guzzistas.

En mi opinión ambas son motos para conservar, porque son y serán clásicas con mayúsculas, pero ya es un poco tarde para invertir en ellas y pretender tener beneficios.

Pero, y siempre hay un pero, si alguien quiere hacer una café racer personalizada, creo que es una buena idea buscar una Le Mans. Los resultados pueden ser muy buenos, y si se da en el clavo con buen gusto, será una moto que siempre va a tener adeptos.

Moto Guzzi Le Mans - Cafe - 500

LAS IRREPETIBLES DOS TIEMPOS

¿Volveremos alguna vez a ver superdeportivas de dos tiempos?.

Se han hecho varios intentos para reducir los excesos de consumo y contaminación que acabaron con estos ligeros y rabiosos motores que a muchos nos encantaban. Fabricantes como Honda (sí,sí, los defensores a ultranza del cuatro tiempos), Aprilia, BMW, Bimota, Ford, e incluso Ossa probaron motores de inyección directa o de inyección directa suplementados por inyección indirecta a altos regímenes de giro.

No obstante, ninguno de ellos ha tenido éxito, y en un mundial y un mercado dominado por los motores cuatro tiempos, nadie parece tener mucho interés en volver a ellos.

Así pues, parece que de momento la época dorada de los dos tiempos, con sus Suzuki RG 500, Yamaha RD 500, Honda NS 400 o Yamaha RD 350, va a seguir en el recuerdo, y con ello siendo más y más exclusiva. Y sus protagonistas más y más codiciadas. Las 500 están ya en un mínimo de nueve mil euros, y las 350 en buen estado se venden desde unos dos mil quinientos euros, que bajan a mil si están muy tocadas y en un estado distante del original, o suben a tres o cuatro mil para motos en mejor estado y originales.

Suzuki RG 500 y RD 500 - 1

Cualquiera de estas motos es ya una clásica cara, por lo que no son de esperar grandes revalorizaciones, pero sí una constante subida de precio. Con todas las motos de este estilo se trataría de aprovechar la oportunidad si en algún momento aparece alguna a un precio razonable y en buen estado, que no es fácil. Sobre todo las RD 350 han pasado por muchas manos, y no todas sabían lo que hacían con ellas.

LA REINA

Aquí habrá quien pueda opinar sobre una u otra, pero a mi juicio la Honda RC 30 es la reina de la década para un coleccionista ya un poco selecto. Las hay mucho más originales y caras, como la exótica Honda NR 750 de pistones ovales o modelos de competición, pero la RC 30 tiene la ventaja de ser una moto todavía accesible para bastantes personas, tanto económicamente como por ser asequible al nivel de pilotaje de un aficionado medio y por disponibilidad de recambios.

Honda RC 30 - 3 - 500
Es una moto sobradamente reconocida como clásica (bueno, no por todos, que siempre hay quien piensa que es “demasiado moderna”, como siempre ha sucedido con otras motos que ahora son clásicas hasta que el mero paso del tiempo hizo rendirse a la evidencia a otras generaciones anteriores), y cuyo precio es ya muy alto.

Al igual que las dos tiempos, es una moto para conservar sin esperar grandes revalorizaciones, pero sí es un valor seguro. Siempre va a haber quien la compre. Ahora mismo, hay que preparar un mínimo de 18.000 euros para comprar una en buen estado. Y hay quien pide mucho más.

NO TODO SON DEPORTIVAS

Y en BMW tenemos varios ejemplos que creo dignos de interés, como las K 100 y la GS 80. La primera fue la moto con la que BMW comenzó a hacer otra cosa distinta a sus casi eternos bicilíndricos bóxer refrigerados por aire y algún monocilíndrico. Y la segunda fue la primera maxi trail del mercado.

BMW K100RS - 1 - 500

Las K 100 tienen muchos seguidores y todavía se pueden encontrar por precios razonables, desde mil quinientos euros las más asequibles. Para adquirir una  GS 80  hay que empezar a pensar en unos cuatro mil euros.

BMW R 80 GS - 2 - 500
FINALMENTE, LAS OPORTUNIDADES

Vale, ya hemos visto unas cuantas motos que son clásicas y un valor seguro. ¿Pero hay algo que se pueda revalorizar y con ello ganar dinero?.

Yo creo que sí, y apuesto por algunos modelos.

Una de ellas es la Yamaha FZR 1000. Es una moto que supone el inicio de las bases de diseño de casi todas las deportivas actuales, cuya historia ya hemos visto aquí, y que fue escogida por algunos medios como la mejor deportiva de la década. Ahora se pueden encontrar desde menos de mil euros, que creo que es el punto más bajo de precio posible, y por lo tanto una excelente oportunidad para comprar ya.

Yamaha FZR 1000 - 1 - 500

Sigo con otra moto que en su día fue revolucionaria, la Suzuki GSX R750. Las de las primeras series, de 1985 o 1986, ya son caras, pero todavía es posible comprar las del modelo 88-91, las últimas con motor SACS y las primeras realmente equilibradas, por precios desde mil quinientos euros. Esto es el doble de lo que costaban hace un par de años, y nos da una idea de que ya han llegado al momento de subir deprisa de precio.

Suzuki GSXR 750 1988 - 500
Y otra la Kawasaki GPZ 600 de la primera serie, la roja y negra. Una moto que fue una revolución en su categoría y de la que todavía se puede encontrar algún ejemplar por menos de mil euros. Eso sí, ya son pocas a este precio. Si se encuentra una, a por ella,

Un poco distinta es la Ducati Paso. Es una moto que en sus inicios nació con el lastre de un carburador inadecuado, algunos problemas eléctricos, y una marca Ducati en sus momentos más bajos. Pero lo que sí fue es todo un ejercicio de estilo de Massimo Tamburini, y sus propietarios ya han aprendido a solucionar esos problemas. El modelo 907 ya los superó y es sin duda la mejor de la saga. Las primeras, las 750, se pueden encontrar en buen estado desde algo menos de tres mil euros, y creo que van a ser clásicas de colección en breve.

Ducati Paso 750 - 1 - 400
¿Más?. Pues hay unas cuantas desde seiscientos a dos mil euros que creo que son interesantes, como la Yamaha FZ 750, la Kawasaki ZXR 750 o la Kawasaki GPZ 900. En esa gama de precios se mueven otras que a mi juicio subirán menos de precio, como la Honda VFR 750 F, la CBR 600, VF 500 o Yamaha FZR 600.

Por si alguien echa de menos a la Suzuki GSX R1100, no es que me olvide de ella, es que ya está en un escalón de precio superior a muchas de las “gangas” anteriores. Pero creo que su imagen y fama de pura fuerza bruta van a seguir ganando incondicionales. Es otra moto a buscar.

Suzuki GSX R1100 - 1 - 500

 

Artículos relacionados:

8 comentarios sobre “Motos clásicas ochenteras para invertir”

  1. Hola!

    Enhorabuena por la página y en especial por este artículo sobre las motos ochenteras en las que invertir.
    Si me permites un apunte, sería conveniente mencionar (a pesar de que iría en un futuro post sobre las noventeras) las versiones especiales para homologación en el campeonato del mundo de superbikes de las deportivas de los primeros noventa. La kawasaki ZXR 750 R, yamaha YZF 750 SP, suzuki GSXR 750 R,hondaRC 45. Eran más o menos asequibles, contaban con cajas de relación cerrada,mejor equipo de suspensiones, mecánica mejorada…y sentaron las bases de la especialización que dominó el mercado en la siguiente década.

    Un saludo

    1. Gracias por tu comentario.

      Estoy de acuerdo contigo, y además añadiría una moto que, aún no siendo una versión especial y siendo todavía más moderna, me gusta mucho, y que se concibió con el objetivo de batir a Ducati en el campeonato del mundo de superbikes en una época en la que reglamentación favorecía a los bicilíndricos: la Honda VTR SP, especialmente la SP2.

      Tus sugerencias quedan para un futuro artículo de motos de los noventa en las que invertir.

  2. Me parece muy bueno el artículo, curiosamente tengo bastantes de las motos que se indican, y no fue por invertir sino porque fueron motos míticas de una época que viví.

    Es cierto que su valor se ha incrementado, permitiendo por lo menos recuperar parte de la inversión en ponerlas al día y mantenerlas en orden de marcha.

    Me gustaría añadir algunos modelos que en estos momentos están realmente asequibles, las primeras italianas de 125 (Aprilia AF1, Cagiva Freccia, Gilera SP01…) si bien su calidad no era muy buena y mantenerla si se usa sale caro. También la Yamaha SR250 de las primeras series, con un look retro y una sencillez que puede hacer que el precio se multiplique en pocos años.

    Otro día hablamos de la Honda MBX…

    1. Gracias por tu respuesta.

      Quedas invitado a mostrar tu colección, que debe ser envidiable.

      En cuanto a las opciones que planteas, puede que me equivoque, pero no me parecen recomendables como motos para invertir.

      La MBX es indudable que, junto a la Puch Cobra, marcó una época cuando tuvimos entre 16 y 18 años, antes de que pudiéramos acceder a cilindradas mayores. Pero era una moto muy limitada, y por lo menos en mi caso, no me despierta interés alguno. Quizá en el caso de que hubiera sido mi primera moto sí me llamaría la atención.

      Las 125 dos tiempos, tanto las italianas que mencionas como alguna otra japonesa (RG, NSR, RD, …) también tuvieron su momento. Sus prestaciones ya eran suficientes como para moverte muy bien por ciudad, o como para salir a carretera sin miedo a que te arrollara una furgoneta. Y además eran bonitas.

      Pero todas ellas eran “motos escuela”, buenas para aprender (sobre todo las 125), pero de las que acababas cansándote rápidamente y terminabas frustrado y queriendo más.

      En cuanto a la SR 250, también es indudable que como moto utilitaria básica, fiable, fácil de reparar, con consumo reducido, y con una estética agradable, no tuvo rival durante años. No en vano era una moto típica de los mensajeros de la época. Y, por todo ello, no la veo como un objeto de deseo que se vaya a revalorizar.

      Si, como es tu caso, ya tienes una colección, están muy bien para añadir motos que tuvieron su interés para un segmento y una época concreta. Pero subiendo a nivel más de motos de primera fila, que tengan un número de personas interesado en ellas suficiente como para crear una demanda apreciable, me parece que ni tienen un interés histórico especial ni han dejado la huella suficiente como para pensar en pagar mucho por unas motos sencillas y de las que se vendió un gran número.

  3. Hola.

    Soy coleccionista y apasionado de las dos ruedas. En relación al comentario anterior, yo también tuve una 125 de la época, concretamente la Freccia C-12 e, igualmente, pienso lo que tú que sirvieron como moto escuela, pero como para coleccionar pues como que no.

    De las que nombras poseo dos modelos entre otras muchas, concretamente la Suzuki GSXR 1100 de 1987 blanca y azul, y la Yamaha FZR 1000 Exup de faro elipsoidal negra con rayas moradas (1992), por supuesto, casi como recién salidas del concesionario y muy pocos kilómetros. Estas sí que las considero motos de colección, totalmente de acuerdo.

  4. Yo he adquirido una Ducati Paso convencido de que es una moto que , aunque de momento no se cotiza, terminará valorándose como se merece. Tengo un par de BMW clásicas que ya están en la cresta de la ola, pero que por mi edad no me dicen mucho… estoy interesándome por las de finales de los 80/ princio de los noventa. Creo que ZXR h1 y J, Exup y últimas GSXR de aire/aceite serán las próximas en dispararse.

  5. Estoy absolutamente de acuerdo con vosotros, porque para mi todas esas motos fueron la referencia en esa epoca. De hecho tuve varias de ellas. Pero si me permitís un punto de vista un poco diferente, os acordais del todoterreno? se que no tiene nada que ver con estas, pero también se cotizan al alza. Por ejemplo bultaco matador mk-2 mk5, montesas, ossas, etc… También se cotizan alto para ser de campo.

    1. Hola Francisco.

      Tienes razón, estoy más centrado en las motos deportivas y alguna trail, pero no quiero olvidarme de las enduro, cross o trial.

      En mi caso aprendí a ir en moto con una Bultaco Sherpa que me prestaba un familiar. Soy uno de los muchos que empezamos a ir en moto por caminos antes de pisar el asfalto.

      Y lo mismo vale para los coches. Tengo a los todo terreno más bien olvidados, pero quiero escribir algo de ellos.

      Si tú quieres escribir algo, ponte en contacto conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *